lunes, 2 de julio de 2007

La cita de las siete


Tú vives en el 32 y yo en el 33. Los dos llegamos a la vez, pero con otros aires. Debes de ser algún broker de esos que se llevan ahora porque todas las mañanas sales con corbata, chaqueta y maletín de terciopelo. También podrías trabajar en el Corte Inglés, pero tienes un horario demasiado flexible para ello. Siempre me abres la puerta del antiguo ascensor y siempre me miras los zapatos –Hasta cuando salgo con mi ipod a pasear al perro– ¡Por cierto! Creo que lo odias, pero él a ti también. No soporta que me mires el escote de esa forma tan descabellada y empieza a morderme los tobillos cuando cada lunes, a las siete de la mañana, decides retarme con tu mirada. He rozado tu chaqueta para ver si esa raya diplomática era de verdad (no más que mi elegancia). Ya no se llevan chalequillos por encima de las camisas aunque alguien te habrá enseñado que las corbatas de lunares son tendencia. Usas cera y no gomina y un perfume poco original para ser tan caro. No me gusta coincidir con tu olor en otros ascensores, pero sí coincidir contigo.
Esta misma mañana me he despertado tarde y he corrido hasta la puerta de la entrada para, por lo menos, verte salir a través de la mirilla. Habías cambiado de peinado, ya no llevabas chalequillo ni corbata, ni esos horribles zapatos que siempre dejaban marcas en las escaleras los días de lluvia y de ascensor averiado. Has dudado en bajar y creo que me has echado de menos en “nuestra cita de las siete”. Cógeme número en la hora del pan que ahí sí que no falto.

He dejado de mirarte cuando la mirilla de la entrada se ha empañado con mi aliento. He sentido un cosquilleo en los tobillos y pensé que serían las puntas de tus zapatos iniciando el ascenso por mis piernas...
Mi perro se había comido el último calcetín limpio que me quedaba y, ahora, creo que también me odia a mí.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

"He rozado tu chaqueta para ver si esa raya diplomática era de verdad (no más que mi elegancia."
Simplemente E S P E C T A C U L A R...

Teresita dijo...

chapeau,pero aquí...Pituca de mayor quiero ser como vos...Espero que le vaya relindo este verano y quién sabe si coincidiremos...
"Chan chan chan..."
Es cuestión de proponerlo...periodistas...músicos...¿quién da más?

Pituca dijo...

Teresa, muchas gracias por leerme. Si a los músicos les da por irse con la música a otra parte pues...nos veremos, claro que sí :P ¡Besote!
Al anónimo mejor no le digo nada, pues me tocará aguantarLO (afortunadamente) tardes y noches estivales (y alguna que otra mañana de resaca)...:P

... dijo...

Me ennnnnncannnnnnta(s)

Salva dijo...

Tu última frase me parece una genialidad. Mencantás, P(r)i(ncesa).